domingo, 14 de octubre de 2018

Agenda semanal del Arciprestazgo

Agenda del Arciprestazgo en esta semana, del 15 al 21 de octubre:

* En esta semana del 15 al 19 de octubre se inicia las catequesis de los niños que comienza el proceso de “Jesús es el Señor I y II”, niños con 8 años y 9 años, en las Parroquias de San Antonio Abad - Tamaraceite y Ntra. Sra. del Camino de Fátima – Lomo los Frailes.

Lunes 15 de octubre 
* 20:00 horas: Consejo Pastoral Parroquial en la Parroquia de Ntra. Sra. del Camino de Fátima – Lomo los Frailes.

Miércoles 17 de octubre
* 19:30 horas: Reunión camareros de las imágenes de los Santos. Se pide asistencia, pues el tema será la restructuración de camareros: altas-bajas y la tarea en el objetivo diocesano para este curso. Parroquia Matriz San Lorenzo.

Viernes 19 de octubre
* 17:00 horas: Reunión del grupo de Pastoral de la Salud en los salones parroquiales de Tamaraceite.
* 18:00 horas: Oración comunitaria en la Parroquia de San Antonio Abad – Tamaraceite.
Sábado 20 de octubre
* 19:00 horas: Rito de envío de los Agentes de Pastoral en la Parroquia de San Antonio Abad – Tamaraceite.

Domingo 21 de octubre
* 10:00 horas: Rito de envío de los Agentes de Pastoral en la Parroquia de Ntra. Sra. del Camino de Fátima – Lomo los Frailes.

viernes, 12 de octubre de 2018

XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario

     Caminando hacia Jerusalén, Jesús instruye a sus discípulos y, gracias al relato de Marcos, los lectores posteriores aprendemos a seguir al Maestro divino. En este contexto de enseñanza, el evangelista sitúa varias cuestiones relativas a la familia: el matrimonio y el divorcio (Mc 10,1-12), los niños (10,13-16) y la tentación de las riquezas (10,17-31).
     En el pasaje de hoy se oponen dos modelos de seguimiento: un hombre rico y Pedro. El rico, aunque tiene sentimientos y acciones buenas —desea heredar la vida eterna (v. 17) y cumple los mandamientos (v. 19)—, no pone el seguimiento de Jesús como el valor principal de su vida. En cambio, Pedro y los discípulos han dejado todo por seguir a Jesús: casa, hermanos, hermanas, madre, padre, etc. 
     El lector debe saber escoger entre el desprendimiento de Pedro y el apego a las riquezas del hombre rico. La apuesta es grande, pero la promesa es inmensa: está en juego el ciento por uno en este mundo, con persecuciones, y la vida eterna en el venidero. 
     En la primera lectura, la Sabiduría también es presentada como el sumo bien, preferible a cetros, riquezas y placeres. El que la busca sabe que, junto con ella, le vendrán todos los bienes. De nuevo se hace realidad que el que renuncia a todo por Dios, recibirá cien veces más. Es cuestión de confianza.      La segunda lectura, de la carta a los Hebreos, presenta la Palabra de Dios como una fuerza eficaz. Ella hace lo que dice y discierne las intenciones del corazón. Por eso, el fi el debe no solo debe leerla, sino dejarse interpelar por ella, para comprender la verdad de su vida.

     Les dejamos el enlace con las lecturas y un video del Evangelio.


Domund 2018: Cambia el Mundo






EL GRAN CAMBIO ES DESDE DENTRO
Anastasio Gil
Director de OMP en España


     Hace 99 años, el planeta estaba convulsionado por los efectos de la I Guerra Mundial. Hacía poco que esta había concluido, pero sus efectos devastadores se podían palpar en la sociedad. La Iglesia también sentía que algo importante estaba cambiando el mundo. La actividad misionera había recibido un fuerte zarpazo por la “baja” de tantos misioneros europeos que, por efectos de la situación, habían regresado a sus orígenes o habían abandonado la barca. A ello se sumaba un hecho que ahora, desde la perspectiva histórica, somos capaces de valorar: la falta de vocaciones nativas. Las Iglesia nacientes se habían acostumbrado a “recibir”; nunca habían sentido la necesidad de “dar” de sí mismas. Parecía que los misioneros venían de lejos con los bolsillos llenos de viandas.

     En estas circunstancias, el papa Benedicto XV publica la carta apostólica Maximum illud, sobre la urgencia de la actividad misionera de la Iglesia. Era el 30 de noviembre del año 1919. En ella el Pontífice denunciaba proféticamente la necesidad de cambiar el mundo, cambiar los corazones, desde dentro. Es profética, porque hasta la fecha la idea era que, si algo podía producir un cambio, vendría desde fuera. Grave error. Benedicto XV señala que la transformación que necesita la humanidad brotaría de las comunidades cristianas que estaban naciendo en distintos puntos del mundo. ¿Adónde apunta el Papa? A las vocaciones al sacerdocio y la vida consagrada que Dios estaba suscitando en las Iglesias jóvenes.

     Estas intuiciones del Papa estaban en sintonía con algunas iniciativas que el Espíritu Santo había ido suscitando en laicos sencillos y anónimos. Iniciativas que, de manera providencial, asume como propias y que serían, poco después, las Obras Misionales Pontificias de Propagación de la Fe, Infancia Misionera y San Pedro Apóstol. Al comprobar que la Iglesia se había puesto en marcha para orar juntos y colaborar con los que eran enviados a la misión, el papa Pío XI establece, el 14 de abril de 1926, una Jornada Mundial de las Misiones que se celebraría, a partir de ese mismo año, el penúltimo domingo de octubre. Así, nos situamos hoy en el 92 aniversario de este día que conocemos con el acrónimo “Domund”.

“Discípulos misioneros”

    La lectura de las últimas cartas del papa Francisco, incluso el Mensaje que ha entregado a la Iglesia con motivo de la Jornada de este año, junto a su discurso a los directores nacionales de OMP el pasado 1 de junio, nos lleva a comprobar que hay motivos sobrados para asumir las preocupaciones que promovieron la publicación de la Maximum illud de Benedicto XV, cuyo centenario celebraremos el próximo año. No es el momento ni el espacio para enumerar o analizar lo que es reiteradamente recordado por Francisco, pero sí para desvelar alguna de sus preocupaciones por las que el Papa invita, más aún, urge a la Iglesia a una renovación profunda en el ámbito de la misión.

    De la recurrente repetición de expresiones de carácter misionero que han hecho fortuna en el lenguaje eclesial merece la pena destacar la de “discípulos misioneros”, felizmente acuñada en Aparecida, que ilumina esta Jornada del Domund y justifica su propuesta: “Cambia el mundo”. “Discípulos” es la condición esencial de quien se ha sentido llamado a tomar parte en el anuncio del Evangelio, movido por esa “pasión por Jesús” que es la misión. Este es, en definitiva, el mandato del Señor: “haced discípulos”. A la hermosa realidad del discipulado se suma la de ser “misioneros”, que no es un simple adjetivo de operatividad, sino la expresión de quien tiene “pasión por el pueblo” (cf. EG 268). Es la dimensión cósmica y universal del anuncio de la Buena Nueva. Esta es la razón por la que Francisco insiste reiteradamente en la necesidad de la renovación y conversión del corazón, que comporta una refundación, una recalificación según las exigencias del Evangelio.

     Las recientes palabras del Santo Padre a los directores nacionales de OMP son prueba de ello: “No se trata simplemente de replantear las motivaciones para mejorar lo que ya hacéis. La conversión misionera de las estructuras de la Iglesia requiere santidad personal y creatividad espiritual. Por lo tanto, no solo renovar lo viejo, sino permitir que el Espíritu Santo cree lo nuevo, […] haga nuevas todas las cosas. Él es el protagonista de la misión: es él el “jefe de la oficina” de las Obras Misionales Pontificias. Es él, no nosotros”.

Cambia el mundo

     La Dirección Nacional de las Obras Misionales Pontificias en España ha propuesto, en efecto, como lema para el Domund 2018, “Cambia el mundo”. La apuesta es audaz y atrevida. Produce una cierta sonrisa de incredulidad. Sin embargo, no es otra cosa que lo que hace la Iglesia desde su nacimiento, lo que hacen los misioneros cuando son enviados al mundo, lo que hace cualquier cristiano que se ha tomado en serio el ser discípulo misionero.

     El cambio que promueve el Domund nace del corazón donde ha entrado Dios. Desde un corazón que ama se vence el egoísmo, se deja de pensar solo en las necesidades propias y se comienza a pensar en las necesidades de los demás. Se sale, de las cuatro paredes del confort, al mundo sin fronteras. El Señor da fuerza y acompaña a quien emprende este camino, que es el camino del discípulo misionero. “Esta transmisión de la fe, corazón de la misión de la Iglesia, se realiza por el «contagio» del amor, en el que la alegría y el entusiasmo expresan el descubrimiento del sentido y la plenitud de la vida. La propagación de la fe por atracción exige corazones abiertos, dilatados por el amor”, dice el papa Francisco en su Mensaje para esta Jornada Mundial de las Misiones.

     Una mirada a los pueblos evangelizados desde el minuto cero certifica que este cambio es susceptible de llevarse a cabo, porque no se trata de planes que no se puedan abarcar, sino de acciones que se puedan realizar. Por eso, no se puede hablar de la evangelización como algo “teórico”, sino como una transformación real. De hecho, Obras Misionales Pontificias propone a los misioneros como ejemplo de que el cambio en el mundo es posible. Ellos lo provocan con su “vida y obra”; con acciones concretas que han transformado la realidad de pueblos y personas con nombre y apellido. Solo desde esa “proximidad” se va produciendo poco a poco el cambio global.

     Y es que el gran cambio que transforma los corazones esclavizados por el individualismo, el espiritualismo, el encerramiento en pequeños mundos, la dependencia, la instalación, la repetición de esquemas ya prefijados, el dogmatismo, la nostalgia, el pesimismo, el refugio en las normas, llega a través de cambios pequeños, es posible y está al alcance de todos: “Se trata de no tener límites para lo grande, para lo mejor y más bello, pero al mismo tiempo concentrados en lo pequeño, en la entrega de hoy. Por tanto, pido a todos los cristianos que no dejen de hacer cada día, en diálogo con el Señor que nos ama, un sincero «examen de conciencia»” (GE 169).



domingo, 7 de octubre de 2018

Agenda semanal del Arciprestazgo

Agenda del Arciprestazgo en esta semana, del 8 al 14 de octubre:

Lunes 8 de octubre
* 19:00 horas: Reunión de la Coordinadora de Catequesis Interparroquial en el local de la calle Pepe Dámaso.

Martes 9 de octubre
* 16:00 horas: Reunión de Cáritas Interparroquial en el local de la calle Pepe Dámaso.
* 19:00 horas: Reunión de padres de los niños que este año comienza la catequesis del proceso: Jesús es el Señor 1. (Niños con 8 años, que el año pasado los padres hicieron el proceso del Despertar Religioso). Parroquia de San Antonio Abad – Tamaraceite.
* 20:00 horas: Reunión de padres de los niños que este año comienza la catequesis del proceso: Jesús es el Señor 1. (Niños con 8 años, que el año pasado los padres hicieron el proceso del Despertar Religioso). Parroquia de Ntra. Sra. del Camino de Fátima – Lomo los Frailes.

Miércoles 10 de octubre
* 20:00 horas: Consejo Arciprestal en los salones parroquiales del Lomo los Frailes.

Sábado 13 de octubre
* 19:00 horas: Entrega de los Evangelios a los grupos de lectura orante de la Biblia “Ven y Verás” en la Parroquia San Antonio Abad- Tamaraceite.
* 20:00 horas: Entrega de los Evangelios a los grupos de lectura orante de la Biblia “Ven y Verás” en La Galera. Parroquia San Antonio Abad.

sábado, 6 de octubre de 2018

XXVII Domingo del Tiempo Ordinario

     Celebramos el XXVII Domingo del Tiempo Ordinario y el Evangelio nos presenta la enseñanza de Jesús sobre el matrimonio y el divorcio. El evangelista la sitúa en dos escenarios, uno público ante los fariseos, y otro en privado con sus discípulos. La palabra cautivadora de Jesús, que atrae a las multitudes, se convierte para los fariseos en una amenaza para el orden religioso establecido. Y, como en otras ocasiones, le lanzan una pregunta trampa, provocadora, sobre una cuestión discutida y polémica: ¿es posible que un hombre se divorcie de su mujer? 
     Jesús responde remitiéndoles a la ley de Moisés, y les hace ver que la concesión dada por la ley para el divorcio (Dt 24,1-4) fue a causa de “su dureza”, perversión, terquedad para vivir según Dios, pero no se corresponde con el proyecto original de Dios. Así lo recuerda citando los textos del Génesis (también bajo la autoridad de Moisés), que en parte escuchamos en la primera lectura: en el principio Dios los creó hombre y mujer para amarse y unirse, para ser una sola carne. Su unión fecunda recibe la bendición divina (Sal 127). Así pues, si la voluntad de Dios es la permanencia de la unión, el hombre no puede romperla. 
     El silencio de los fariseos, que acentúa la autoridad de Jesús, da paso a la instrucción privada a los discípulos en la casa. Jesús amplía su respuesta: si el hombre o la mujer se divorcia y contrae una nueva unión comete adulterio. Es decir, transgrede la ley que lo une en Alianza con Dios y su pueblo. Las controversias en el seno (“casa”) de la primitiva comunidad cristiana acerca de las uniones de los divorciados encuentran luz en la verdad revelada por Jesús que, como recuerda el libro a los Hebreos, ha sido coronado de gloria, una vez que ha atravesado el camino doloroso de la pasión y muerte, para hacernos partícipes de su gloria.

     Les dejamos el enlace con las lecturas y un video del Evangelio. 


Eucaristía de San Francisco de Asís este sábado en San Lorenzo.


domingo, 30 de septiembre de 2018

Agenda semanal del Arciprestazgo

Agenda del Arciprestazgo en esta semana, del 1 al 7 de octubre:

* Convocatoria para formar nuevo grupo de Confirmación. Inscripciones durante el mes de octubre. La catequesis del segundo año del grupo de Confirmación comenzó el 25 de septiembre. Parroquia Matriz San Lorenzo.
* Últimos días para la inscripción en el Despertar Religioso, de aquellos padres con hijos de 7 años cumplidos. Parroquia Matriz San Lorenzo.

Martes 2 de octubre* 20:00 horas: Consejo Pastoral Parroquial de la Parroquia San Antonio Abad, en los salones parroquiales de Tamaraceite.

Miércoles 3 de octubre* 17:30 a 18:45 horas: Exposición del Santísimo por el grupo de Adoración Nocturna en la Parroquia de San Antonio Abad - Tamaraceite.
* 19:30 horas: Reunión Liturgia y Catequesis. Preparación del Envío. Parroquia Matriz San Lorenzo.

Jueves 4 de octubre* 20:00 horas: Fiestas San Francisco de Asís 2018. Eucaristía en acción de gracias a San Francisco de Asís en Almatriche Alto. A continuación, brindis. Parroquia Matriz San Lorenzo.

Viernes 5 de octubre* 17:00 horas: Comienzo Catequesis de Infancia en Parroquia Matriz San Lorenzo.

Sábado 6 de octubre* 17:00 horas: Comienzo Catequesis de Infancia en Almatriche Alto. Parroquia Matriz San Lorenzo.
* 17:30 horas: Rito de entrega del Evangelio al Grupo de lectura orante de la Biblia: “Ven y verás” en la Eucaristía en El Toscón. Parroquia San Antonio Abad.
* 18:00 horas: Fiestas San Francisco de Asís 2018. Eucaristía por los fieles difuntos y Día de Cáritas en Almatriche Alto. Parroquia Matriz San Lorenzo.
* 19:00 horas: Rito de entrega del Evangelio al Grupo de lectura orante de la Biblia: “Ven y verás” en la Eucaristía en Piletas. Parroquia San Antonio Abad.
* 19:00 horas: Eucaristía en honor a San Francisco de Asís en Parroquia Matriz San Lorenzo.

Domingo 7 de octubre* 11:00 horas: Celebración Envío de Catequistas. Día Mundial del Trabajo Decente. Parroquia Matriz San Lorenzo.