domingo, 21 de abril de 2019

Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor.

    Celebramos el domingo más importante del año cristiano, del que nacen los demás domingos, el Domingo de Pascua de la Resurrección de Jesús, que es el acontecimiento central de nuestra fe. El encuentro con Jesús Resucitado nos lleva necesariamente a un cambio profundo y radical en nuestra vida. Por su Muerte y Resurrección somos liberados del mal que nos hace esclavos y nos aleja de Dios y de los hermanos. Por el bautismo recibimos el Espíritu Santo, el mismo espíritu de Jesús que nos hace vivir su misma vida, pasando por la cruz hasta llegar a participar también de su Resurrección. Como los primeros discípulos, que encontraron vacío el sepulcro en la mañana del domingo, también nosotros estamos llamados a dar testimonio de la Resurrección de Jesús. Pero no solo repitiendo algo que ocurrió hace 2000 años, sino transmitiendo nuestra propia experiencia de encuentro con él. ¡Feliz Pascua de Resurrección!

     Les dejamos un enlace con las lecturas y un video del Evangelio.

viernes, 19 de abril de 2019

Viernes Santo: Pasión y Muerte del Señor.

    Hoy, Viernes Santo, conmemoramos la Pasión y Muerte del Señor. El profeta Isaías, en el cuarto canto del Siervo de Yaveh, anuncia y describe el sufrimiento de Jesús durante su Pasión. La Carta a los Hebreos nos presenta a Jesús como Sumo Sacerdote, mediador entre Dios y su pueblo. Cristo por amor se hizo obediente hasta la muerte, mostrándonos así que la obediencia a Dios es el camino para la salvación. En el relato de la Pasión, Juan nos presenta el gran testimonio de humildad, paciencia, misericordia, confianza, amor, y entrega total y generosa de Jesús. Desde la Cruz, momentos antes morir, quiso entregar a su madre a toda la humanidad representada en el discípulo amado, como madre que ofrece su fortaleza y consuelo en el dolor, y que ayuda a mantener firme la esperanza en las promesas de Dios. 

    Les dejamos un enlace con las lecturas y un video del Evangelio.





jueves, 18 de abril de 2019

Jueves Santo: Misa Vespertina de la Cena del Señor.

    Hemos sido convocados por Jesús para sentarnos con él a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, como los primeros discípulos en el Cenáculo en el primer Jueves Santo. El Jueves Santo es Día del Amor Fraterno, de la Eucaristía y del Sacerdote, el día en el que comenzamos el Triduo Pascual.

    La Palabra que Dios nos regala en este día tiene un hilo conductor, el amor. La Pascua Judía es la respuesta del amor de Dios Padre a Israel, el pueblo elegido. Dios escuchó con misericordia las súplicas de su pueblo, esclavo en Egipto, y se compadeció de Él eligiendo a Moisés como instrumento suyo para devolver al pueblo su libertad. La Pascua es el paso de Dios por su pueblo para hacerlo pasar de la esclavitud a la libertad. El lavatorio de pies es una de las últimas lecciones de Jesús antes de su entrega, en la que nos enseña, que así como él por amor se ha puesto en nuestras manos hasta el punto de dar la vida, también nosotros tenemos que vivir en total disponibilidad y entrega los unos a los otros. La Iglesia tiene como misión comunicar a todos el gran amor que Dios nos tiene, hecho sacramento en Jesús, por la fuerza del Espíritu Santo hasta el final de los tiempos.

    Les dejamos un enlace con las lecturas y un video del Evangelio.


sábado, 13 de abril de 2019

Domingo de Ramos de la Pasión del Señor.

    Terminada la Cuaresma nos disponemos a recorrer la última etapa de nuestro camino hacia la Pascua, la semana grande de los cristianos, en la que conmemoraremos el misterio central de nuestra fe, la Muerte y Resurrección de Jesús. Con esta celebración litúrgica del Domingo de Ramos de la Pasión del Señor comenzamos la Semana Santa. 
    Hoy conmemoramos la entrada de Jesús en Jerusalén, y la Palabra de Dios que vamos a escuchar nos presenta a un Jesús que lleva a cabo con humildad y obediencia la misión que el Padre le había encomendado, dar su vida por la salvación de todos. Las lecturas que la Iglesia nos propone deben prepararnos para vivir con intensidad lo que conmemoraremos en los próximos días.
    El profeta Isaías y el salmo anuncian ya, muchos siglos antes, cuál sería la misión de Jesús, el Siervo de Yahvé, y cómo para llevarla a cabo tendría que pasar necesariamente por el dolor, la soledad y la muerte. San Pablo en su carta a los cristianos de Filipos, hace una síntesis perfecta del camino que debemos seguir para llegar a la salvación, al encuentro definitivo con Dios, que es el camino del amor y la obediencia. Jesús supo seguir ese camino Cristo, por amor al Padre nos ama también a cada uno de nosotros y se pone a nuestro servicio, hasta el punto de entregar su vida. La recompensa por su amor, su servicio, obediencia y entrega es la Resurrección. El relato de La Pasión que escucharemos en el Evangelio nos ayuda a entrar, ya desde hoy, en el ambiente de estos próximos días, y nos sitúa ante lo que en ellos vamos a celebrar, el misterio central de nuestra fe.

    Les dejamos un enlace con las lecturas, y un video del Evangelio.


domingo, 7 de abril de 2019

Agenda semanal de nuestro Arciprestazgo

Agenda semanal de nuestro Arciprestazgo, del 8 al 14 de abril :

- Lunes 8 de abril: 
* 17:00 horas. Celebración Penitencial de los niños que recibirán este año la primera Eucaristía. Grupos: Ana Díaz, Esther y Fátima. Parroquia San Antonio Abad - Tamaraceite.
* 20:00 horas. Reunión con los vecinos de la Galera para la preparación de las Fiestas en honor a Santo Domingo Savio, en los locales de la Galera.

- Martes 9 de abril:
* 17:30 horas. Reunión de Cáritas Interparroquial en el local de la c/ Pepe Dámaso.
* 19:30 horas. Reunión de animadores del Despertar Religioso en los salones parroquiales de Tamaraceite.

- Miércoles 10 de abril:
* 17:00 horas. Celebración Penitencial de los niños y niñas que recibirán este año la primera Eucaristía. Grupos: María Dolores Araya y Gerardo. Parroquia San Antonio Abad - Tamaraceite.
* 18:00 horas. Celebración del Sacramento de la Penitencia, y que continuará después de la eucaristía de las 19:00 horas. Parroquia Matriz de San Lorenzo.

- Jueves 11 de abril:
* 10:00, 18:00 o 20:00 horas. Formación de padres y madres de los niños y niñas del Despertar Religioso (7 años) en la Parroquia Ntra. Sra. del Camino de Fátima - Lomo los Frailes.
* 18:00 horas. Oración Cuaresmal Interparroquial en la Parroquia Ntra. Sra. del Camino de Fátima - Lomo los Frailes.

- Viernes 12 de abril:
* 10:00, 18:00 o 20:00 horas. Formación de padres y madres de los niños y niñas del Despertar Religioso (7 años) en la Parroquia San Antonio Abad - Tamaraceite.
* 18:00 horas. Vía Crucis Interparroquial en la Parroquia San Antonio Abad - Tamaraceite.
* 20:00 horas. Eucaristía y Procesión de la Bienaventurada Virgen de los Dolores. Parroquia Matriz de San Lorenzo.

Nota: Desde el sábado 13 de abril hasta el 20 de abril inclusive no habrá Eucaristía en los barrios, solo en las parroquias principales. Se reanudará a partir del sábado 27 de abril.
El programa de Semana Santa está disponible en esta web y en la web de la Zona Interparroquial.

sábado, 6 de abril de 2019

V Domingo de Cuaresma.

     Qué sabia ironía de Jesús la que expone hoy contra los justicieros. Con razón nos pide la Escritura que no juzguemos, que con la medida con que midamos seremos medidos. Jesús no viene al justificar el pecado, a decir "aquí no pasa nada, todo está bien". Viene, precisamente a luchar contra el pecado, no contra el pecador. Viene a decirnos que Él perdona para que podamos emprender una vida nueva. Seamos sensatos: cuanto más tiempo hemos estado encadenados a algo, más difícil nos resulta liberarnos y caminar. Ésa es la obra que Cristo realiza: liberarnos de las ataduras para que podamos andar una vida nueva. Es la mujer adúltera, pero también es Mateo, o Zaqueo, o el endemoniado, o el paralítico. Su gesto siempre es el mismo: tus pecados son perdonados, vete en paz. Vete libre. La recomendación posterior es un pequeño impuesto que revierte en nosotros mismos: no peques más, no vuelvas a encadenarte. ¿Por qué entonces nos empeñamos en hacer juicios condenatorios si Jesús viene a perdonar? Él nos ha perdonado. Marchemos a hacer lo mismo.

     Les dejamos un enlace con las lecturas y un video del Evangelio.



martes, 2 de abril de 2019

Celebración del Sacramento de la Penitencia

    Todos los momentos del año litúrgico, y cada día de nuestra vida, son ocasión perfecta para iniciar el camino de la conversión. La Iglesia nos lo recuerda con mayor intensidad durante la Cuaresma. Porque muchas veces, el ritmo de la vida y la rutina hacen que nos despistemos y perdamos la conciencia de nuestra limitación y de nuestra necesidad de la misericordia de Dios.
    Jesucristo, por medio de la Iglesia, nos muestra el camino que nos lleva de vuelta al Padre, cuando por nuestra debilidad nos hemos alejado de él, el Sacramento de la Reconciliación. Al que podemos y debemos acudir en cualquier momento, pero al que estamos llamados especialmente en el camino de la Pascua, que es la Cuaresma.
     A continuación te ofrezco algunas orientaciones que te pueden ayudar a preparar y celebrar el sacramento de la misericordia de Dios.
  • En primer lugar la Palabra de Dios. Es el Evangelio que se proclamó en la celebración penitencial de Cuaresma que presidió el Papa Francisco en Roma el pasado viernes 29 de marzo, y que dio paso a la celebración de las 24 horas para el Señor, Juan 8:1-11 "La mujer adultera".
  • Y por último, extraído de una publicación anterior, te recuerdo los cinco pasos, que la Iglesia propone, para preparar bien y concientemente la celebración del sacramento de la Reconciliación:
- Examen de conciencia: Examinar, revisar nuestra vida a la luz del Señor, para descubrir en ella aquellos aspectos que nos alejan de Dios, de nosotros mismos y de nuestros hermanos.
- Dolor de los pecados: reconocer con humildad que no siempre somos capaces de responder con amor al amor infinito de Dios, sin castigarnos y dramatizar, sino sabiendo que Dios nos conoce y cuenta con nuestras debilidades y limitaciones porque nos ama tal y como somos.
- Propósito de la enmienda: enmendar, remendar, arreglar en nuestra vida aquello que nos ha hecho perder la sintonía con Dios, con nosotros y los hermanos, pero no confiando en nuestras fuerzas, sino apoyados en la fortaleza y gracia de Dios.
- Decir los pecados al sacerdote: acto propio de confesarse, sin ningún tipo de miedo o vergüenza, por las razones anteriormente compartidas.
- Cumplir la penitencia, o como a mi me gusta decir, dar gracias al Señor por el perdón y la misericordia recibido. Pues en realidad es de eso de lo que se trata, y no de cumplir un castigo o una pena, que es lo que da a entender la palabra penitencia. Esto mediante una oración, una lectura de la Palabra de Dios, una determinada acción, etc, el sacerdote nos indicará como debemos dar gracias a Dios por su perdón y su misericordia. Si el sacerdote nos invita a hacer nada no quiere decir que no debamos dar gracia, sino que lo deja a nuestra libertad para que nosotros, poniéndonos delante de Dios, hagamos aquello que entendamos que le es agradable como acción de gracias.

     Te invito a aprovechar esta nueva oportunidad, para empezar de nuevo, que el Señor nos ofrece a cada uno.


Sofía Calderín.